Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Expectativa sobre el Desarrollo Humano

Hace unos días un amigo cercano se lamentó de que su hijo quien recientemente había ingresado a la Facultad de Arquitectura de la UAM (Universidad Autónoma Metropolitana), le hubiera dicho:

«-Papá; ya quiero que me enseñen cosas de arquitectura, porque ahora sólo nos enseñan cosas de Desarrollo Humano, Filosofía, Ética y cosas de «pobres», yo ya quiero empezar a construir para ganar dinero…»

Estas palabras encierran perse la quintaesencia de la carencia educativa del país: el aprendiz quien decide estudiar una carrera para obtener dinero como única prioridad, pane lucrando (trabajar sólo para ganar el pan) con la carrera y sólo por ese motivo; esto producirá seres egoístas, ansiosos por tener y no por el ser, ávidos de riquezas materiales, y, por supuesto, personas infelices por no trascender o tener la sensación de trascendencia en sus vidas.

Es a través de darnos a los demás, la única forma de crecer, espiritualmente, emocionalmente e intelectualmente. En estos días en que se pondera tanto el dinero, y al mismo tiempo las sociedades se quejan de la falta de valores, es cuando se deben enseñar las bases del Desarrollo Humano, el porqué hacemos cualquier acción, qué nos impele a ello, ¿sólo ganar dinero? … ¡no lo acepto!

Debido a que poco nos han enseñado el valor social, a que se bombardea en los medios con la idea del individualismo, es que las mayorías llegan a pensar que estos estudios son innecesarios, aunque la realidad nos dice otra cosa.

En este país todos hemos palpado la corrupción, y no sólo en el gobierno, o en la calle, sino en nuestra propia familia y en nuestras personas. ¿Somos corruptos?… ¡pero si hasta el actual presidente de México (Enrique Peña Nieto) hizo la apología de la misma, diciendo: «La corrupción es un asunto de orden a veces cultural…»!

Pues lo será en las mayorías, que no han tenido contacto profundo con la Filosofía, la Ética, y las Ciencias Sociales, y cuando digo profundo es ¡sentirlo e introyectarlo hasta la médula de nuestros huesos, hasta la parte más profunda de nuestra mente y corazón!

Realmente no sabemos, las mayorías de qué nos hablan cuando se expresan palabras como Honestidad, Valores, Integridad,… y ¡ay de aquél! que  demuestre esos valores, porque vendrá el escarnio y el linchamiento, pues, no nos va a hacer quedar mal a los demás con su comportamiento…

Espero, que al igual que el hijo de mi amigo, ustedes y yo, nos enteremos, primero, sobre el Desarrollo Humano, para saber por qué y para qué vamos a estudiar, a luchar. No estamos aquí para hacer casas, o tener puestos con altos salarios, o ganar mucho dinero, para eso no necesitamos estudiar, creo que estamos aquí para trascender a través de nuestro conocimiento, para servir a los demás y lograr nuestra propia emancipación cultural; ¡no somos corruptos, ni por naturaleza, ni culturalmente, sino porque no nos han educado y no hemos aprendido!

Espero conocerme un poco más con el aprendizaje del Desarrollo Humano, para saber y tener más claro qué esperar de mí como profesionista en el futuro.

Saludos a todas y todos.
Víctor.
Víctor H. Vargas. (2018). Expectativas Desarrollo Humano. 2018, de La Web Social Sitio web: http://lawebsocial.com/desarrollohumanoexpectativas