Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Origen del Día de las Madres en México.

¿Qué haces cada diez de mayo? ¿sales a festejar a tu mamá con toda la familia? ¿Recibes cartas de amor y reconocimientos de tus hijas e hijos?.

Déjanos contarte un poco de la historia de cómo empezó el “festejo” del “día de las madres” en México.

Libro «El 10 de mayo» de Marta Acevedo.

Desde hace muchísimo tiempo, las mujeres han luchado por la igualdad en la sociedad,

para tener los mismos derechos y privilegios que sus contrapartes masculinas, para tener el derecho a votar, a ganar la misma cantidad de dinero haciendo el mismo trabajo, para ser respetadas en sus decisiones, en su libertad sexual y la decisión sobre su propio cuerpo; decisiones y privilegios que muchos  hombres no pueden ver porque siempre los han tenido, gozan y se benefician de ellos.

Eran los tiempos de la Revolución Mexicana y en el país había muchas ideas y corrientes de cambio, Ricardo Flores Magón, gran ideólogo de la revolución, había permeado con sus trabajos el pensamiento social. Se vivían tiempos de alternancia en el país, pero sobre todo en Yucatán, el cual, iba a la saga en materia social.

En el estado mexicano de Yucatán existía La Liga Central del Partido Socialista del Sureste, el cual, tenía como misión, – entre otras – , hacer campañas de información y de lucha para la población en general; como narra Marta Acevedo en su escrito del 10 de mayo, el periódico “El Popular”, hacía una invitación a las mujeres para participar en la conferencia  donde se tratarían temas como: planificación familiar, profilaxis, enfermedades venéreas, relaciones familiares y jurídicas, así como la implantación y estatutos de la Escuela Racionalista, la cual, tenía como premisa los postulados del vasco y anarquista Francisco Ferrer Guardia, los cuales eran:

Sobre la escuela y la educación: “Hacer que los niños y niñas que se le confíen lleguen a ser personas instruidas, verídicas y justas, y libres de todo prejuicio. Para ello sustituirá el estudio dogmático por el razonado de las ciencias naturales. (Solana, 1981: 244-245)”

Y además agregaba:  “las respuestas a las preguntas de los escolares no debían buscarse en explicaciones religiosas que sólo envilecían el espíritu y robaban la libertad de los niños. Tampoco podían venir del Estado, porque enajenaba al individuo a través de un monopolio

oficial ejercido en el campo de la educación; el alumno, con base en la ciencia experimental, debía indagar en la realidad, acompañado de un permanente espíritu crítico.”

Un grupo de mujeres luchaba por crear campañas de planificación familiar; era una regla general que “una tenía las hijas y los hijos que Dios le mandaba”, y mientras que los hombres de la casa (cuando los había), salían a buscar el sustento, las mujeres padecían el desgaste físico de la maternidad, el cuidado de la demás prole y hacer las “actividades propias de sus sexo” en el hogar.

margaret_sanders

Margaret Sanger con su libro sobre control de la natalidad.


Así, este grupo de mujeres, con el total apoyo del Gobierno de Yucatán, el profesor, educador y diputado José de la Luz Mena y el gobernador Felipe Carrillo Puerto (defensor indígena y revolucionario), de la mano de connotadas feministas de la época, comenzaron con la tarea de educar y crear conciencia en las mujeres, repartiendo un folleto llamado “La Brújula del Hogar” de Margaret Sanger, quien fue una de las pioneras en la planificación familiar, de la salud, defensora de los derechos y activista en pro de la mujer, lo cual le valió ser encarcelada varias veces en los Estados Unidos. El folleto contenía información para emancipar a las mujeres y conseguir su igualdad social.

 

Felipe Carrillo Puerto. Defensor de los indigenas, periodista, político y, gobernador de Yucatán

Por supuesto, – y como era de esperarse -, toda esta información causaba molestia en los grupos conservadores y tradicionalistas de todo México e impulsados principalmente por la Iglesia Católica decían que: ¿cómo era posible que se trajeran ideas contrarias a la Moral y las buenas costumbres!

Varios grupos reaccionarios como los Caballeros de Colón pedían “perseguir el delito de imprenta por publicar un folleto sobre el control de la natalidad”, a la par que varios sectores empresariales, exigieron detener ese “folleto criminal”; esa “propaganda inmoral” que atentaban contra las buenas costumbres mexicanas.

Caballeros de Colón

Caballeros de Colón Fragmento del juramento: «Prometo y declaro que haré cuando la oportunidad se me presente, guerra sin cuartel, secreta o abiertamente, contra todos los herejes, protestantes y masones, tal como se me ordene hacerlo, extirpándolos de la faz de la tierra; y que no tendré en cuenta ni edad, sexo o condición; y que colgaré, quemaré, destruiré, herviré, desollaré, estrangularé, y sepultaré vivos a estos infames herejes, abriré los estómagos y los vientres de sus mujeres, y con la cabeza de sus infantes daré contra las paredes a fin de aniquilar esta execrable raza» Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2004/08/29/sem-juramento.html

Así, en 1922, bajo petición de José Vasconcelos entonces Secretario de Educación Pública, el periódico “Excelsior” se dio a la tarea de crear un día para celebrar “El Día de la Madre” – emulando las costumbres estadounidenses – con la idea principal de, “agradecer” a este “Ángel de Amor”, el retirarse del trabajo remunerado y con prestaciones, para educar a los hijos y ser “el eje” de la familia, ya que : “presta un servicio eminente a la moral y a la cultura de México”; aunque el verdadero fin era el control de las mujeres, de sus libertades, de sus derechos, de sus pensamientos y de sus cuerpos.

Rafael Alducín, quien era el director del “Excelsior”, organizó eventos en varias escuelas para inculcar a la niñez el valor del “10 de Mayo” y agradecer a la madre su devoción y abnegación para la familia. Todo esto en colaboración con las autoridades del Gobierno Federal, la Iglesia Católica y algunos empresarios y sectores de la población.

Con estas moralinas, eufemismos religiosos y patriarcales, se despojaba a las mujeres de los derechos que debían de tener, para decidir sobre su cuerpo; además de sus derechos laborales a cambio de una “Celebración por su Maternidad”.

Madre mexicana y la explotación laboral.

Nada es tan desalentador que un esclavo satisfecho. (Ricardo Flores Magón).
El Excelsior era el diario de mayor circulación en México, su poder de opinión era abrumador, además con José Vasconcelos como dirigente de Educación Pública y la Iglesia Católica apoyando,o dirigiendo a todos, era casi imposible que las mujeres pudieran emanciparse, ya no para protestar, sino, por lo menos, para pensar diferente. Muchas mujeres estaban en contra de la liberación de la mujer, y trístemente – en muchos casos – eran las que defendían y justificaban a sus opresores.

De esta forma, el periódico Excelsior logró invertir el propósito libertario que se buscaba en Yucatán, el cual era, lograr que las mujeres de México pudieran tener libertad, igualdad de derechos y decisión sobre su cuerpos y sus vidas, intercambiándolos por regalitos, pastelitos, comidas y agradecimiento por su maternidad; no por ser mujeres.

Años después se construyó en la Ciudad de México el “Monumento a la Madre” bajo el mandato del Presidente López Mateos, pero las mujeres que siguen en lucha, proponiendo la igualdad de derechos y condiciones, cuestionan al poder y a su exaltación del papel de las mujeres como solamente “dadoras de vida” – como dice Martha Acevedo -, e instalaron una placa en el monumento que dice: “porque su maternidad fue voluntaria”, rindiendo con esto un homenaje a las mujeres que mueren cada año por enfermedades relacionadas con la maternidad y el aborto.

Leyenda adicional en el Monumento a la Madre: «Porque su maternidad fue voluntaria» Foto

Será esperanzador que cada diez de mayo, (por poner cualquier fecha) recordemos junto con nuestras familias, que antes de ser madre, hay una mujer la cual merece equidad para lograr lo mismo que los hombres, igualdad para los derechos, respeto y trato digno de la familia y la sociedad.

En pleno siglo veintiuno, en México, se han exacerbado los crímenes contra las mujeres, y aún hay grupos religiosos y conservadores quienes piden que las “señoras se queden en su casa” para que no sean atacadas, en sus derechos, pensamientos y en sus cuerpos.

Fuentes:
“El 10 de Mayo” de Martha Acevedo.

«La Escuela  Racionalista.Una propuesta teórica metodológica para la escuela mexicanade los años veinte del siglo pasado» http://web.uaemex.mx/plin/colmena/Colmena41/Colmenario/Elvia.html

Fotografía : Carlos Tomasinim